La divina misericordia de Jesús

El Señor muestra su misericordia siglo tras siglo a todos aquellos que viven en su presencia.

Dice la virgen María en Lucas 1, 49-50:

49. El Poderoso ha hecho grandes cosas por mí: ¡Santo es su Nombre!

50. Muestra su misericordia siglo tras siglo a todos aquellos que viven en su presencia.

Gracias Señor por permitirme Vivir en Tu presencia, enseñándome a orar con la guía de los Talleres de Oración y Vida.

Me muestras tu misericordia y me regalas tu Paz.

Papá Dios, haz de mi tu  fiel adorador, en Espíritu y en Verdad.

Deseo Vivir orando y alabando tu Nombre , dándote siempre gracias porque has volcado tu mirada hacia tu siervo, amigo y discípulo.

Gracias por el regalo más grande de amor; la amistad y la misericordia de Cristo Jesús.

Me dices que no tenga miedo porque Tú mi Dios estarás conmigo dondequiera que yo vaya, porque me amas mucho y me revistes con tu valor, con tu fuerza evangelizadora, con tu alegría y con tu Paz.

Mi buen Jesús, guía a todas las almas al cielo, especialmente a aquellos que necesitamos más de tu divina misericordia, Tú eres el Camino, la Verdad y la Vida.

“Padre Eterno, Te ofrezco el Cuerpo y la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, nuestro Señor Jesucristo, como propiciación de nuestros pecados y los del mundo entero; por Su dolorosa pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.”

Gracias Dios mío.

Imagen1

Explicación que da la Hermana Glenda a la imagen de la Divina Misericordía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *