Olga

Cuando recibí el volante en mi edificio invitándome a vivir un TOV, creí que me sería bueno vivirlo por cultura general. Y mi sorpresa fue gigante. Me encontré con un profeta: Padre Ignacio. Enseña con mensajes simples cómo descubrir al Dios de Jesís. Cómo aprender a relacionarme con Dios.

En mi educación católica no tuve como norte leer la Biblia. Ahora lo tomo como algo propio. Ha sido un tremendo descubrimiento meditar los textos, descubrir qué me dicen a mí para mi vida de estos momentos.
Ha sido el taller más importante de mi vida, y eso que he vivido muchísimos a lo largo de los años. Estoy fascinada. No tengo otra palabra para decirlo. A través de los Mensajes de Padre Ignacio en las sesiones y la Oración Nª 60 del librito “Encuentro” me convertí en mariana. Me ha dado tanta fuerza ver que una persona como yo fue capaz de entregarle un cheque en blanco a Dios. ¡Nunca pensé que Dios me querría tanto. Pero semana a semana fui descubriendo que es así! El Taller me ha enseñado a darle un espacio a Dios en mi vida.
Estoy feliz.