Sandra

“Me gustó mucho el Taller…conforme fueron pasando las semanas, cada vez me entusiasmaba más e iba con mucho gusto. Me siento muy feliz por haberme regalado la gran oportunidad de conocer y contactarme verdaderamente con Dios. En el taller aprendí por primera vez en mi vida a sentirlo, a recibirlo en mi corazón y a lograr que permanezca y viva dentro de mí cada día. Este taller es la mejor experiencia espiritual que he vivido..pude ver, sentir y palpar en todas estas semanas como se ha transformado mi vida tanto interna como externamente de una manera impresionante con sólo haberle abierto las puertas de mi mente y de mi corazón a mi Padre Celestial Dios, pero sobre todo a Jesús…Mi compromiso a continuar comienza de ahora en adelante, recordando todas las herramientas que recibí en el taller, pero sobre todo poniéndolas en práctica…Gracias por apoyarme y por ser un canal de Dios para que haya recuperado mi fe, mi amor, mi confianza y mi seguridad!!”